Algunos trucos de maquillaje profesionales

1. Levantar la mirada. ¿Cómo? En primer lugar, utilizar un lápiz color carne o rosa claro mate para aplicar una línea bajo el arco de la ceja, engrosándola hacia la mitad final. Una vez hecho esto, aplicar un segundo trazo con el mismo lápiz por encima de la mitad exterior de la ceja. Al finalizar, emplear la yema de los dedos para difuminar hasta que se funda perfectamente con el maquillaje. Con esto se consigue crear el efecto óptico de levantar la mirada.

2. Rizador de pestañas más efectivo. ¿Cómo? Hacer uso del secador de pelo en su modo de aire caliente para calentar el rizador de pestañas por unos instantes antes de aplicarlo sobre las mismas.

3. No más manchas de rímel en los párpados. ¿Cómo? Utilizar una cuchara para proteger el párpado y maquillar las pestañas con el rímel como habitualmente. A medida que se aplica la máscara podrá observarse cómo los residuos quedan sobre la parte posterior de la cuchara sin manchar la piel.

4. Resaltar las sombras de ojos. ¿Cómo? Pintar primero el párpado con un delineador blanco. Para que la sombra de ojos destaque mucho más, tomar un lápiz delineador de color blanco y rellenar los párpados. El tono opaco del blanco hará más intenso cualquier color de sombra aplicado.

5. Crear el delineado perfecto. ¿Cómo? De nuevo en este caso, una cuchara puede resultar una herramienta tremendamente útil. Si deseamos crear un delineado de ojo de gato, colocaremos el mango de la cuchara contra la esquina externa del ojo y trazaremos una línea recta como primer paso. Después, daremos vuelta a la cuchara situando la parte curvada donde cogeríamos una sustancia con ella como utensilio, sobre el párpado. El borde exterior servirá de guía para crear un efecto curvo a la hora de rellenar.