Sentadillas, el gran aliado para unos glúteos firmes

De cara a conseguir unos glúteos firmes, las sentadillas son uno de los ejercicios más efectivos que podemos llevar a cabo. Aunque cuesten, merece la pena dedicar tiempo a realizarlas, porque son verdaderamente eficaces a la hora de conseguir unas piernas más finas y unos glúteos tonificados y firmes.
 

Una de las grandes ventajas de hacer sentadillas es que con un solo movimiento hacemos trabajar una serie de músculos del cuerpo, lo cual lo convierte en ejercicio muy completo. Aunque existen muchas variantes, lo mejor y más importante al comenzar a hacerlas es aprender bien su técnica, para asentar una buena base sobre la que seguir desarrollando ejercicios de mayor dificultad y con mayor peso, y para evitar lesiones.
 

Además de aportar firmeza a nuestros glúteos, algunos de los beneficios que nos aportan las sentadillas son, entre otros:

* Aportan fuerza y firmeza a nuestras piernas;

* Ayudan a mejorar la postura, al tonificar el cinturón muscular frontal y posterior que sostienen la espalda;

* Incrementan la flexibilidad;

* Mejoran el equilibrio y la capacidad de coordinación.


Otra gran ventaja de las sentadillas es que pueden hacerse en cualquier sitio y no requieren material especial para su práctica, por lo que puedes hacerlas en casa, en el parque, en una habitación de hotel o de apartamento en vacaciones, o en cualquier otro sitio que te quede a mano. Aparte de que, con constancia, podrás conseguir resultados realmente espectaculares.
 

¿Te animas a probarlas? ¡Tú puedes, a por ellas!